El que persevera alcanza, el que se rinde no

El que persevera alcanza, el que se rinde no

El 2012 fue una año lleno de grandes expectativas. Entre las interpretaciones del calendario maya y las teorías apocalípticas del fin del mundo, se esperaban muchos acontecimientos trascendentales. Pero terminó el 2012, y el planeta sigue girando como siempre, así que a continuar con el próximo.

Bienvenido 2013, ya nos hacías falta.

Como todos los años nuevos, todos se disponen a cumplir metas, propósitos y objetivos. El problema es que normalmente esa emoción de año nuevo solo dura las primeras semanas del año. Pronto caemos en la rutina diaria, y todo regresa a la “normalidad”, y dejamos de soñar en todo aquello que queríamos alcanzar.

Para este momento te has de estar preguntando qué tienen que ver todo esto con los negocios. Tengan paciencia, ya mero llegamos.

¿Te has preguntado alguna vez por qué la mayoría de las personas no logran cumplir sus propósitos de año nuevo? ¿por qué dura tan poco esa magia del año nuevo? Simple y sencillamente por falta de perseverancia.

Todo emprendimiento requiere de perseverancia. Cualquier persona que ha logrado algo en la vida, ya sea personal o de negocios, lo ha hecho mediante perseverar, mediante no darse por vencido a pesar de los retos y dificultades.

Hay muchas y variados tipos de propósitos que se hacen las personas. Desde bajar de peso, hasta dejar de fumar, y aunque para este tipo de propósitos también es indispensable la perseverancia, no hablaremos de esos, ya que este blog es de negocios y marketing. Pero igual, si algo de lo que está escrito aquí te sirve, ¡adelante!

Para muchos, su propósito al iniciar el año es independizarse y abrir su propio negocio. Sin duda alguna, es una de las mejores decisiones que puedes tomar. Emprender un negocio puede ser una de las experiencias más interesantes, gratificantes y educativas de tu vida, pero eso no quiere decir que será fácil, ni quiere decir que encontrarás el éxito inmediatamente. Si no me crees, pregúntale a cualquier dueño de negocio. Lanzar tu propio negocio conlleva muchos retos, pero también muchos beneficios. La perseverancia es lo que te va a ayudar durante el emocionante, pero difícil proceso de llevar tu idea al público. Pretextos hay muchos, desde la falta de presupuesto, hasta el pensar que no estás listo para emprender, pero resulta que los pretextos no te van a dar de comer, tu futuro negocio si. Persevera, y lo lograrás.

Por otro lado, si ya tienes tu negocio, y en este 2013 tu meta es hacerlo crecer y ganar más dinero, también persevera en ello. Me sorprende la cantidad de negocios que cierran sus puertas todos los días. Pero lo que más me sorprende es que normalmente me entero acerca del negocio cuando ya tronaron. Y no es que no haya visto ese negocio antes, solo que nunca me invitaron, mediante algún tipo de publicidad, para ir a conocerlo. Miles de negocios podrían sobrevivir con tan solo un poco de perseverancia (y publicidad). Antes de decidir cerrar el negocio, ¿ya exploraron nuevas y mejores formas de promover y hacerle publicidad? ¿trataron de idear formas de reducir el costo operativo sin descuidar la calidad, quizás sistematizando algunos procesos? Si el problema es que no hay ventas, ¿trataron de aprender nuevas técnicas de ventas? Muchas veces es más fácil darse por vencido que perseverar, pero recuerda que en la mayoría de las ocasiones el tesoro está a unos cuantos centímetros de distancia, solo es cuestión de seguir cavando.

No importa que te propongas hacer este año 2013, recuerda que el que persevera alcanza y aprende mucho en el camino.

Comentarios

Agencia de Marketing Digital y Diseño Web en Tijuana